10 dezembro, 2015

Aprenda cómo obtener la indulgencia jubilar durante el Año de la Misericordia


Observación: no dominamos bien el español, pero esta traducción es satisfacer la petición de algunos lectores.

Algunas personas tienen dudas acerca de la obtención de la indulgencia en el Año de la Misericordia. Pero, no hay que desesperarse , porque el Papa Francisco explicó las reglas. El Papa hizo este acto en una carta enviada al Presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, el monseñor Rino Fisichella, el 1º de septiembre de 2015. En el documento se explica bien y todavía aborta los temas de aborto y la decisión del Papa, para este Año Jubilar: validar y legalizar el Sacramento de la Reconciliación en la Fraternidad San Pío X.





“Para vivir y obtener la indulgencia los fieles están llamados a realizar una breve peregrinación hacia la Puerta Santa, abierta en cada catedral o en las iglesias establecidas por el obispo diocesano y en las cuatro basílicas papales en Roma, como signo del deseo profundo de auténtica conversión”.

El Santo Padre ha establecido que las indulgencias se pueden obtener también en los santuarios donde se abra la Puerta Santa y em las iglesias que se identifican tradicionalmente como Jubilares.

En la carta, Francisco dice que estos momentos deben estar unidos en el primer lugar, el Sacramento de la Reconciliación y la Santa Misa con una reflexión sobre la misericordia. “Será necesario acompañar estas celebraciones con la profesión de fe y con la oración por mí y por las intenciones que llevo en el corazón para el bien de la Iglesia y de todo el mundo”, dijo el Santo Padre.

En cuanto a los enfermos y ancianos , el Papa habló: “pienso, además, en quienes por diversos motivos se verán imposibilitados de llegar a la Puerta Santa”. Ellos pueden obtener la indulgencia jubilar siguiendo estos passos: vivir la enfermedad y el sufrimiento como experiencia de cercanía al Señor, Vivir con fe y gozosa esperanza este momento de prueba, recibiendo la comunión o participando en la santa misa y en la oración comunitaria, también a través de los diversos medios de comunicación.

Los presos también podrán beneficiarse de las indulgencias en este Año de la Misericordia. Francisco quiere que “a todos ellos llegue realmente la misericordia del Padre que quiere estar cerca de quien más necesita de su perdón”. Los presos podrán recibir indulgencias en las capillas de las cárceles y cada vez que atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre.

También en la carta, Francisco afirma que la indulgencia jubilar puede aplicarse a los falecidos, porque “a ellos estamos unidos por el testimonio de fe y caridad que nos dejaron”.

“De igual modo que los recordamos en la celebración eucarística, también podemos, en el gran misterio de la comunión de los santos, rezar por ellos para que el rostro misericordioso del Padre los libere de todo residuo de culpa y pueda abrazarlos en la bienaventuranza que no tiene fin”, informa el Santo Padre.

Para leer las palabras del Papa Francisco en su totalidad, haga clic en:
http://www.iubilaeummisericordiae.va/content/gdm/es/giubileo/lettera.html

Recomendado para você
Compartilhe :

0 comentários:

Postar um comentário